domingo, 26 de mayo de 2013

PLANTA DEL CALABACÍN





Nombre: Calabacín, cucurbita pepo



Origen: El calabacín es una planta originaria de América, introducida en Europa en el siglo XVI, hasta llegar a convertirse en un alimento fundamental en la dieta mediterránea.




Cultivo: Es un cultivo de climatología cálida que requiere bastante luminosidad, por lo que una mayor insolación repercute en la productividad de la cosecha. La planta de calabacín se adapta bien a suelos con textura franca, profundos y bien drenados. Responde favorablemente a suelos que están bien provistos de materia orgánica. Es una planta anual, que al crecer se arrastra por el suelo. Sus hojas con ásperas  La floración es monoica de flores grandes, de color amarillo y acampanadas.

Floración: a mediados de primavera. La planta del calabacín es una planta que desarrolla dos tipos de flores: las machos y las hembras. Las flores de calabacín hembra son las que darán el fruto del calabacín, y en su tallo nace el pequeño calabacín. En cambio las flores macho, también comestibles, no darán fruto pero sus estambres fecundarán las flores féminas.




Propiedades:  Las flores de calabacín o flores de calabaza contienen abundante agua y contienen muy pocas calorías. Son ricas en vitamina C y ácido fólico. Las semillas de calabacín, las "pipas" se usan para la limpieza intestinal


Uso: Los frutos constituyen el órgano de consumo habitual y contienen semillas grandes, planas y de color blanco amarillento. Existen diferentes tipos de calabacín, siendo los alargados los más comunes en colores verde oscuro, verde claro, amarillos y blancos. También podemos encontrar la variante achatada y la redonda menos comunes pero igual de buenas. Algunos tipos son: el verde hortelano, verde de Italia, verde de Algar, blanco precoz, belleza negra, redondo de Niza, verde Storr...

Son innumerables los usos del fruto y de las flores del calabacín en la cocina. Existen múltiples recetas de las flores de calabacín. Éstas son usadas en la cocina italiana (en pizzas, rellenos de pasta, rellenas de queso...), en la cocina mexicana (en guisos de patata y legumbres o para rellenar). También en la cocina mediterránea la podemos encontrar en ensaladas, rellenas de verdura o carne,..

Os dejamos dos recetas muy fáciles de hacer con las flores del calabacín: unas flores en tempura y unos crespells de flores. Que aproveche!