jueves, 23 de mayo de 2013

SALVIA



                                                              
Nombre: Salvia Común, Salvia officinalis


Origen: Propia de la Zona Mediterránea, actualmente cultivada también en Europa Occidental, Rusia y en América del Norte.


Cultivo: Propia de climas templados y cálidos, aunque puede aguantar hasta -5ºC. La salvia responde bien a cualquier tipo de suelo, aunque no tolera bien suelos arcillosos, ya que debido a la retención de agua se pueden asfixiar las raíces. La salvia es una planta que no precisa de grandes cuidados.


Floración: a finales de primavera.


Propiedades: La salvia aporta propiedades antisépticas, cicatrizantes, antisudorales, estrógenas y antioxidantes. Es un remedio clásico contra las inflamaciones de la boca, la lengua, la garganta y las amígdalas, esto es debido a que su aceite esencial suaviza las mucosas.  La salvia es también conocida por su propiedad de regularizar las menstruaciones de la mujer.


Uso: Uso interno mediante infusiones, tinturas y enjuagues bucales. Utilizada también para la elaboración de aceites, jabones y pomadas. También se utiliza en la cocina en carnes y embutidos, como por ejemplo la receta que os proponemos: Pinchos de pollo y salvia. En uso externo se utiliza para lavar heridas y úlceras, se pueden hacer oleomacerados.


Precauciones: No administrar durante el embarazo